COMULGAR NO ES CONVERTIRSE EN CALIZ, COPÓN, CUSTÒDIA O SAGRARIO 

  1. En la Santísima Eucarustía hay la presencia real de Jesús el Cristo, con su cuerpo, con su sangre, con su alma y su divinidad en las especies de pan y de vino “mientras subsista la especie eucarística”, tal como dice el Còdex Iuris  Canonici en el canon 1377. Esto es válido siempre para las especies consagradas que se conservan, después de la Misa, en las iglesias
  2. Pero, la actual herejía del neo-pelagianismo, desgraciadamente, presente en algunos ‘inventos’ católicos, ha aplicado esto, sin más, a la Sagrada Comunión. Està sería únicamente la presencia real y sacramental de Cristo, en el comulgante. Sería sólo en los 10 minutos o el cuarto de hora que esos neo-pelagianos han calculado que ‘subsistien’ las especies eucarïsticas en el estónago de quien ha comulgado. La Sagrada Comunión sería poder ser cáliz, patena, custòdia o sagrario, durante un cuarto de hora, Tan barbaridad expuedta y predicada, conteadice frontalmente el Magisterio católico sobre la Santísima Eucaristía y la Sagrada Comunión.
  3. El Concilio de Trento en su Decreto XIII sobre la Eucarustïa, cap. VIII, estableciö lo siguiente: “Finalmente el santo Concilio amonesta con paternal amor, exhorta, ruega y suplica por las entrañas de misericordia de Dios nuestro Señor a todos, y a cada uno de cuantos se hallan alistados bajo el nombre de cristianos, que lleguen finalmente a convenirse y conformarse en esta señal de unidad, en este vínculo de caridad, y en este símbolo de concordia; y acordándose de tan suprema majestad, y del amor tan extremado de Jesucristo nuestro Señor, que dio su amada vida en precio de nuestra salvación, y su carne para que nos sirviese de alimento; crean y veneren estos sagrados misterios de su cuerpo y sangre, con fe tan constante y firme, con tal devoción de ánimo, y con tal piedad y reverencia, que puedan recibir con frecuencia aquel pan sobresubstancial, de manera que para que confortados con el vigor que de él reciban, puedan llegar del camino de esta miserable peregrinación a la patria celestial, para comer en ella sin ningún disfraz ni velo el mismo pan de Angeles, que ahora comen bajo las sagradas especies”.
  4. Esta Santísima Eucarustía que debe ser “verdaderamente vida de sus almas, y salud perpetua de sus entendimientos” no es, en la Sagrada Comunión, únicamente el hacernos portadores de las especies eucsrísticas durante un cuarto de hora. Es, y vuelvo  a citar el Concilio de Trento en su  Decreto sobre el Santïsimo Sacramento de la Eucaristïa, cap. I: “En primer lugar enseña el santo Concilio, y clara y sencillamente confiesa, que después de la consagración del pan y del vino, se contiene en el saludable sacramento de la santa Eucaristía verdadera, real y substancialmente nuestro Señor Jesucristo, verdadero Dios y hombre, bajo las especies de aquellas cosas sensibles; pues no hay en efecto repugnancia en que el mismo Cristo nuestro Salvador este siempre sentado en el cielo a la diestra del Padre según el modo natural de existir, y que al mismo tiempo nos asista sacramentalmente con su presencia, y en su propia substancia en otros muchos lugares con tal modo de existir, que aunque apenas lo podemos declarar con palabras, podemos no obstante alcanzar con nuestro pensamiento ilustrado por la fe, que es posible a Dios, y debemos firmísimamente creerlo”.
  5. Así pues la pregunta: “*¿Por cuánto tiempo permanece Cristo en la Eucaristía después de comulgar? Está mal hecha.
  • Cristo está siempre presente en la Eucaristia.
  • La presencia de Cristo en las ‘especies’ dura mientrss pernanecen éstas..
  • Los católicos no adiramos las especies, sinó las especies ‘transubstancuadas’ que son Jesucristo glorioso: “Praestet fides supplementum sensuum defectui”.
  • Comulgar es algo más que ser un contenedor, durante 15 minutos, de las especies conssgradas: es vivir en Cristo: “εἶπεν αὐτοῖς ὁ ἰησοῦς, ἐγώ εἰμι ὁ ἄρτος τῆς ζωῆς· ὁ ἐρχόμενος πρός ἐμὲ οὐ μὴ πεινάσῃ, καὶ ὁ πιστεύων εἰς ἐμὲ οὐ μὴ διψήσει πώποτε”, Evangelio según Juan, 6, 35.

Mons. Jaume González-Agàpito

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.