EL DERECHO A LA INVIOLABILIDAD DE LAS COMUNICACIONES 

  1. Quid Principi placuit legis habet vivirem, fue un principio que, además de haber sido recibido en el derecho de la Corona de Castilla, fue una de las claves del maquiavelismo y de todos los absolutismos,
  2. El Principe, y el Estado, no puede violar, aunque asî le plazca, los derechos fundamentales de los ciudadanos. Uno de ellos es el derecho a la libre y personal (para las personas físicas y para las personas jurîdicas) en su entidad y reserva.
  3. Son violaciones del derecho a  la correspondencia aquellas conductas delictivas que implican un quebrantamiento del derecho fundamental al secreto de las comunicaciones de las personas físicas y de las personas jurídicas reconocido a los mismas.
  4. El derecho a la inviolabilidad de las comunicaciones o derecho al secreto de comunicaciones, es reconocido a toda persona en la Constitución Española, art. 18, 2º,
  5. El ordenamiento jurídico penal prevé también figuras que sancionan a las autoridades, a los funcionarios y a los particulares que infrinjan determinados derechos civiles. 
  6. Uno de estos es el derecho a la inviolabilidad de las comunicaciones o derecho al secreto de comunicaciones,
  7. Hoy día, han cambiado mucho las formas de comunicación, pero muy poco las leyes que las regulan. La ‘correspondencia’ interpersonal (fîsica y jurídicamente considerada) es bastante diferente de la de hace 50 años. Las normas son mucho más lentas.
  8. Violar, con la ‘inteligencia’, el secreto de la ‘correspondencia’ no puede quedar a ver qué es lo que ‘place’ al ‘Principe’. Tampoco, en una detestable confusión entre lo legal, lo legîtimo y lo justo, es dejarlo todo a una resolución legalista por el trágico positivismo jurídico que nos domina.
  9. Tanto la sociedad, como el estado, como las personas físicas, como las jurídicas, deben hacerse una gran pregunta: cuál es el fundamento último e inviolable de la persona humana y de la sociedad humana? Creo que la respuesta no la puede dar el Derecho positivista, sino esa olvidada ‘an Illa’ que es la Filosofîa.

Jaume González-Agàpito

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.